Miércoles
25/04/2018

INDICADORES


Aplican energía solar para riego de arándanos
Las energías renovables no convencionales han pasado a ser protagonistas en los campos de Ñuble, de la mano de proyectos innovadores que permiten aumentar la productividad y rendimiento de cultivos (La Discusión).
10/01/2018


966 veces leida    BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Aplican energía solar para riego de arándanos

Es el caso de la energía solar, cuya introducción al campo ha sido fundamental para mantener procesos de producción limpias, como los frutales orgánicos. Muestra de aquello es el uso de energía solar fotovoltaica para abastecer el riego de cultivos de berries orgánicos en la Agrícola Santa Isabel Limitada, ubicada en la comuna de Pinto.

Este proyecto tuvo un costo total de $10.138.645, del cual recibió un 80% de cofinanciamiento con fondos del gobierno regional, y lo ejecutó la empresa de Chillán de Energía Renovable Antu Power. “Este proyecto de energía solar para riego de arándanos ha sido muy beneficioso para mí ya que hemos bajado mucho los costos de la energía local, y va en línea con nuestro concepto de producción orgánica”, comenta Héctor Navarrete Arias, dueño de Agrícola Santa Isabel de Pinto.

El lugar recibió la visita de autoridades del Ministerio de Energía, encabezadas por la seremi, Carola Venegas, quien verificó la operación de uno de los ganadores de los proyectos de autoconsumo de energías renovables. El objetivo del programa se orienta a incentivar la inversión en Energías Renovables No Convencionales (ERNC) para autoabastecimiento energético de micro, pequeñas y medianas empresas en la región del Biobío y Ñuble a través del cofinanciamiento de proyectos, impulsando así una mayor competitividad y generando, además, un impulso a que existan empresas locales de instalación de sistemas de energías renovables.

Proyectos beneficiados

Durante el 2014 hasta hoy, han sido 64 proyectos beneficiados con el cofinanciamiento, lo que ha significado una inversión de alrededor de 670 mil millones de pesos. En la zona, se trata de una iniciativa conjunta del Ministerio de Energía con el Gobierno Regional del Biobío. “Chile está viviendo una revolución en materia energética, especialmente solar a gran escala en el norte, sin embargo, gracias a este programa concursable también podemos incentivar la autogeneración de energía renovable a pequeña escala, favoreciendo a pymes que, como en este caso, se pueden abastecer de energías para riego”, comentó Carola Venegas.

En el agro

El proyecto energético en la agrícola de Pinto, es un ejemplo de los beneficios que presenta la aplicación de las ERNC en la agricultura. Además del Gobierno Regional, tanto la Comisión Nacional de Riego, como la Fundación para la Innovación Agraria, tienen fondos concursables para apoyar este tipo de iniciativas, que no solo incluyen el aprovechamiento de la energía solar, sino que todos los proyectos que utilicen ERNC, como la energía eólica, la biomasa, la producción de biogas y las mini centrales hídricas de pasada, entre otras.

De esta forma, se busca apoyar, por un lado, el crecimiento y desarrollo de los emprendimientos agrícolas, y por otro, diversificar la matriz energética nacional, lo que supone ahorros importantes para los agricultores y para el país en general, aumentando su productividad y su competitividad.