Jueves
26/04/2018

INDICADORES


Iansa cerraría planta ubicada en Linares si no se concretan las cosechas esperadas en 2019
El recinto continuará su operación si se contratan y siembran al menos cinco mil hectáreas de agricultores de la zona (El Mercurio).
29/03/2018


1327 veces leida    BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Iansa cerraría planta ubicada en Linares si no se concretan las cosechas esperadas en 2019

Empresas Iansa -firma controlada por la británica ED& F Man- informó ayer que contempla cerrar su planta de producción de azúcar ubicada en Linares (Región del Maule) durante 2019 si no se contratan y siembran al menos cinco mil hectáreas de agricultores de la zona, según consignó Valor Futuro.

"Cuando concluya el proceso de siembra para la temporada 2019 y si no se consigue la superficie antes mencionada, la compañía operará solo las plantas de Los Ángeles y San Carlos. De ser así, los agricultores remolacheros de Linares deberán entregar su producto en la planta de San Carlos, a su costo", indicó la firma, que en 2016 cerró también su planta emplazada en Curicó.

Esta situación, según detalla Iansa, se debe en gran parte a la entrada en vigencia de la Ley de Etiquetado de Alimentos en el país, que generó una disminución en el consumo de azúcar; a la caída en los precios internacionales del producto; los mayores costos derivados de la aplicación de los impuestos verdes a algunas de las plantas de Iansa; y, al mismo tiempo, el retroceso que ha tenido el tipo de cambio.

Dado lo anterior, la compañía sostuvo una reunión con productores agrícolas y trabajadores, instancia donde se planteó la situación que atraviesa actualmente la compañía y la industria. En el encuentro se confirmó que la cosecha 2018 -que empieza en abril y concluiría a fines de septiembre- se realizará según lo programado, procesando la remolacha en las tres plantas de la compañía, ubicadas en Linares, San Carlos y Los Ángeles.

Empresas Iansa indicó que la cosecha 2019 disminuirá a alrededor de 14 mil hectáreas, nivel de superficie que impediría a la compañía azucarera seguir operando las tres plantas.