Jueves
22/02/2018

INDICADORES


Con éxito cierra proyecto que mejora la calidad e inocuidad de alimentos
La clausura se realizó el 18 de enero, donde se dio a conocer los resultados de esta iniciativa que se articuló a través de la ejecución de cuatro proyectos que buscaron ampliar la oferta de alimentos saludables (Universidad de Chile).
23/01/2018


814 veces leida    BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Con éxito cierra proyecto que mejora la calidad e inocuidad de alimentos

Con la participación de la ministra de Salud, Carmen Castillo, se realizó el cierre del proyecto "Iniciativas Habilitantes en Calidad e Inocuidad Alimentaria para la Innovación y Competitividad de Alimentos Saludables", impulsado por Achipia, en el que estuvo involucrada la Universidad de Chile, a través de su Facultad de Cs. Veterinarias y Pecuarias.

A la ceremonia asistieron la ministra de Salud, Carmen Castillo, el secretario ejecutivo del FIE, Thierry De Saint Pierre, Jaime Flores representante de IICA en Chile, el secretario ejecutivo de Achipia, Michel Leporati y el decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias, Dr. Santiago Urcelay.

El evento contó demás con la participación de representantes de los ministerios de Economía, Agricultura, Salud y equipos técnicos de las universidades involucradas. Una iniciativa ejecutada por la Agencia Chilena para la Inocuidad y Calidad Alimentaria (Achipia) y distintas entidades académicas, en el marco del Programa Transforma Alimentos y financiadas por el Fondo de Inversión Estratégica (FIE), del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo.

En su intervención, la ministra Carmen Castillo señaló que “desde el sector Salud celebramos y participamos activamente de la labor que realiza la Agencia Chilena para la Inocuidad y Calidad Alimentaria para posicionar a Chile como un referente en la producción de alimentos saludables a nivel mundial”. Asimismo, recordó que “no debemos olvidar las preocupantes cifras de obesidad y enfermedades no transmisibles derivadas de una mala alimentación, que nos obligan a repensar estas materias con urgencia. Actualmente existen consumidores cada vez más conscientes, informados y preocupados de la relación entre calidad de vida y alimentación. Esto nos abre valiosas oportunidades para diversificar el mercado de los productos saludables”.

Por su parte, el secretario ejecutivo de Achipia, Michel Leporati, junto con destacar el trabajo de coordinación entre los organismos públicos señaló que el nivel técnico de las universidades “los equipos de la Universidad  de Chile, Universidad de Talca y Santiago, tienen una gran trayectoria sobre los temas, es muy importante para este tipo de iniciativas contar con los equipos justos, cada equipo ejecutor no sólo demostró solidez técnica, solvencia y rigurosidad para llevar adelante sofisticados desarrollos tecnológicos e institucionales, sino que además lo hicieron con la empatía y la asertividad suficiente para poder lidiar con la complejas relaciones interinstitucionales, construyendo redes y compromisos personales más allá de lo estrictamente laboral”.

Durante la jornada, los ejecutores de las cuatro iniciativas dieron a conocer sus principales resultados.  Los ejecutores fueron la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile con el proyecto: “Diseño e Implementación de un Plan Nacional De Cierre De Brechas De Contaminantes Químicos en Productos Primarios” (Agroquímicos, Residuos Medicamentos Veterinarios). La Universidad de Santiago de Chile, con los proyectos “Diseño e implementación de Estándares para la Disminución Programada de Nutrientes Críticos en las Mipyme Alimentarias, con Reconocimiento de la Autoridad Sanitaria (Minsal)” e “Implementación de un Sistema Nacional Integrado de Laboratorios Públicos de Alto Estándar Especializados para Fortalecer las Capacidades Analíticas y Diagnósticas en Calidad e Inocuidad Alimentaria” y la Universidad de Talca con la iniciativa “Diseño e Implementación de un Sistema de Gestión de Estándares en Alimentos Funcionales (AF) y Reconocimiento de la Categoría de AF en el Reglamento Sanitario de los Alimentos (RSA)”.

Los resultados del proyecto ejecutado por Favet fueron presentados por la Dra. Javiera Cornejo, Jefa de Proyecto, quien dirigió la iniciativa junto a los académicos e investigadores Dr. Mario Maino; Dra. Lisette Lapierre; y la Dra. Pilar Oviedo.

Centralmente la iniciativa permitió elaborar un diagnóstico, establecer una línea base y entregar propuestas concretas para reducir la brecha de los contaminantes y residuos químicos en los alimentos producidos por pequeños agricultores de nuestro país. De esta manera hoy se cuenta con un análisis de riesgo que permite identificar y evaluar el nivel de peligro provocado por residuos químicos en productos agrícolas y por medicamentos veterinarios en productos pecuarios, de acuerdo a los lineamientos de la Organización Mundial de Sanidad Animal.

Así también, se cuantificaron las brechas existentes en cuanto a los contaminantes químicos de la AFC a través de encuestas de adopción y aplicación de buenas prácticas pecuarias y agrícolas, y de la toma de muestras de productos provenientes de los diferentes rubros en estudio (carne, leche, miel, hortalizas y berries) para medir en ellos la presencia de residuos de antibióticos, plaguicidas y antiparasitarios.

Asimismo, se elaboraron manuales y protocolos para que los productores cuenten con herramientas concretas para aplicar las medidas y garanticen al consumidor productos inocuos y que les permita a los pequeños productores aumentar su competitividad en el mercado interno y externo.

Las Iniciativas Habilitantes en Inocuidad y Calidad Alimentaria fueron desarrolladas para contribuir a fortalecer y mejorar el desempeño del Sistema Nacional de Inocuidad y Calidad Alimentaria y de los actores públicos y privados que lo conforman, con estas iniciativas se buscó contribuir a generar condiciones para sofisticación y diversificación de productos y así fortalecer la imagen de Chile como proveedor de alimentos seguros y saludables y robustecer las capacidades analíticas para garantizar inocuidad y calidad, para ello se buscó incorporar a estos desafíos a la Agricultura Familiar Campesina (AFC) y al sector de las micro, pequeñas y medianas empresas alimentarias.