Sábado
20/01/2018

INDICADORES


Nuevo Centro de Inocuidad Alimentaria apunta al desarrollo agroalimentario del país
Presta servicios a 300 empresas y 100 comités de agua potable. sus nuevas dependencias tienen más 300 metros cuadrados y es el aporque que realiza la institución para que chile sea potencia agroalimentaria (Universidad de Talca).
15/11/2017


2060 veces leida    BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Nuevo Centro de Inocuidad Alimentaria apunta al desarrollo agroalimentario del país

Un nuevo impulso al desarrollo alimentario dio la Universidad al inaugurar las nuevas dependencias del Centro de Inocuidad Alimentaria que suman más de 300 metros cuadrados y significaron una inversión de 331 millones de pesos apoyados por el Gobierno Regional del Maule, desde el Programa Fondo de lnnovación a la Competitividad (FIC-R).

En las instalaciones que funcionan las unidades que forman parte del Centro: laboratorio de análisis, investigación y transferencia tecnológica, además de instalaciones administrativas, una sala de almacenamiento de muestras; sala de siembre; sala de repique; sala de preparación de medios; y sala de patógenos una sala de pesaje.

Álvaro Rojas, rector de la Casa de Estudios, relevó la importancia de las nuevas instalaciones inauguradas. “Este Centro tiene una tradición de ya 30 años, se inició principalmente como un Laboratorio de Alimentos y Agua y las exigencias de los mercados nacionales e internacionales han ido generando nuevas oportunidades de desarrollo. Es un gran laboratorio, acá hay una inversión importante y es una manera de demostrar que una universidad pública, como es la Universidad de Talca, se compromete con el desarrollo de su región en la industria más importante, cual es la industria de alimentos” dijo.

Descentralización

El rector agregó que el Centro de Inocuidad Alimentaria no solo contribuye a potenciar la agroindustria sino también a la descentralización del país. “El centralismo hace que muchos de los exámenes que se exigen por los organismos internacionales, deban hacerse en Santiago, por razones técnicas y, de esta forma, nosotros estamos contribuyendo con capacidades propias, con capacidades técnicas propias a que la industria satisfaga sus necesidades de laboratorio in situ, muy cerca de las zonas de producción, de tal modo de no tener que ir con muestras a Santiago. Una demostración más de la capacidad de las regiones para ir avanzando en el desarrollo para lograr que Chile se convierta en una potencia alimentaria”.

Este Centro, único del país, ha logrado una articulación entre la Universidad y las empresas. Ofrece servicios de análisis de muestras, agua, alimentos, envases y manipuladores a 300 empresas para que cumplan con la normativa sanitaria y a 100 comités de agua potable rural. Y, además, realiza transferencia tecnológica mediante el trabajo con productores agrícolas para que estos disminuyan los riesgos de contaminación en sus procesos, lo que redunda en la disminución de la incidencia de enfermedades como la salmonelosis, la hepatitis, la toxoplasmosis, entre otras.

Ana Karina Peralta, directora del Centro expresó que “estas nuevas instalaciones respaldan plenamente nuestro anhelo de crecer. El trabajo de vinculación y servicio con más de 300 empresas regionales y nacionales avala nuestro trabajo”.

Peralta agregó que “la actividad del Centro está estrechamente vinculada al medio empresarial y agricultores, procurando responder a las demandas actuales y potenciales de los mercados tanto nacionales como de exportación en materia de inocuidad de la industria de fruta fresca y congelada, carne y cecinas, productos lácteos, miel, bebidas, aguas minerales y cultivos agrícolas en general, entre los más importantes”.

Gastón Ortiz Díaz, jefe de la División de Planificación y Desarrollo del Gobierno Regional del Maule “este Centro es muy relevante porque nuestra región es netamente agrícola y de ello depende un sinnúmero de cosas como certificar la calidad del agua y las empresas. Por lo tanto, este es un Centro de carácter regional y nacional dada la tecnología que tiene y que ha implementado”.

En tanto, Susana Mellado, ejecutiva de Copramar empresa con más de 30 años de experiencia en la exportación y procesamiento de frutas y verduras, refiriéndose al trabajo con el Centro dijo que “lo principal es que los profesionales nos entregan un gran apoyo, además obtenemos resultados de forma rápida y eficiente, nos brindan seguridad y confianza. Por otra parte, la cercanía del laboratorio nos permite estar en constante contacto y para nuestra empresa ha sido fundamental contar con la asistencia en el retiro directo de muestras y con personal idóneo. Nos han apoyado en el desarrollo competitivo industrial, donde hemos logrado mayor credibilidad en nuestros procesos por los resultados obtenidos”.