Viernes
24/11/2017

INDICADORES


Chocolate preparado con energía solar: uno de los emprendimientos que aumentará su productividad en zonas rezagadas
A través de herramientas técnicas y de capacitación se ha permitido que 60 emprendedoras de las comunas de Combarbalá, Canela, Monte Patria y Punitaqui, puedan generar redes para aumentar la productividad de sus negocios (Mundo Agropecuario).
19/10/2017


1501 veces leida    BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Chocolate preparado con energía solar: uno de los emprendimientos que aumentará su productividad en zonas rezagadas

Evelyn Cortés vive hace ya algunos años en la comuna de Combarbalá, en la provincia de Limarí. Territorio que destaca por su clima semidesértico, la piedra Combarbalita, sus paisajes montañosos, la arqueología, el turismo, petroglifos -en el Rincón de las Chilcas y el Observatorio Astronómico Cruz del Sur, por nombrar algunas de las noblezas de esta comuna que se inserta dentro del Programa Zonas Rezagadas.

Así, dar valor agregado a estos atractivos, fueron el motivo para inspirar una gran idea. Evelyn siempre había sentido pasión por el chocolate, pero fue en Combarbalá donde descubrió la gran ventaja que la energía solar le entregaba a su ciudad y a su emprendimiento. Fue así, como nació “Chocolatería Solar Agustina”: un taller artesanal de chocolates gourmet preparados en hornillos que funcionan con energía solar. Un emprendimiento con un sello único y gran potencial.

Como Evelyn, muchas otras mujeres de la región de Coquimbo han intentando sacar adelante sus propios emprendimientos, en base a constancia, buenas ideas y esfuerzo. Y es que emprender no es fácil, y menos aún en algunas comunas de nuestro país, donde el acceso a herramientas de capacitación y formación es limitado. Fue con esa premisa en mente -apoyar el emprendimiento femenino en zonas más alejadas- que surgió “Mujer Emprendedora Zonas Rezagadas”; un programa que busca potenciar los proyectos de 60 mujeres de 4 comunas de la región de Coquimbo: Combarbalá, Canela, Monte Patria y Punitaqui.

"Para mi, ser emprendedora nace desde muchas situaciones o necesidades. Pero cuando te guían profesionales de excelencia tan comprometidos con lo que enseñan, sientes que te crecen nuevas alas para volar”, comenta Evelyn, una de las 60 beneficiarias del programa.

La iniciativa surgió desde las mesas de participación del Programa Presidencial de Zonas Rezagadas del Territorio Limarí-Choapa, que se levantó gracias al apoyo de Corfo y es desarrollado desde principios de año por Emprediem, empresa B dedicada a democratizar el emprendimiento y la innovación social. ¿El objetivo? Generar redes para mejorar la productividad de sus negocios, a través de herramientas técnicas y de capacitación, así como viajes de prospección comercial a ciudades donde el emprendimiento y la innovación están presentes.

“A través de este programa se busca desarrollar las capacidades para mejorar la comercialización de los emprendimientos femeninos y fomentar la asociatividad con enfoque de género, por medio de redes de apoyo que potencien el desarrollo y fortalecimiento de las iniciativas, liderados por las mujeres de las cuatro comunas rezagadas de nuestra región”, declaró el director regional de Corfo, Gustavo Dubó.

La actividad más reciente fue, precisamente, un viaje a la ciudad de Santiago, el pasado 12 y 13 de octubre. 26 mujeres seleccionadas, entre ellas Evelyn, tuvieron la posibilidad de realizar un recorrido por Patio Bellavista -punto de encuentro de gastronomía, arte, diseño y cultura en el centro de un barrio patrimonial de gran valor turístico- y Barrio Italia -zona de pintorescos negocios instalados por artistas, diseñadores y gastrónomos, que se ha convertido en uno de los barrios más visitados en Santiago-, además de participar de mesas de trabajo sobre el emprendimiento en sectores rurales y escuchar los testimonios de mujeres emprendedoras de la capital, que a pesar de la distancia, comparten los mismos sueños, desafíos y anhelos.

“Hemos comprobado lo que efectivamente nos decía la misma comunidad- en nuestras mesas temáticas y en nuestra mesa territorial: que había un enorme capital en emprendimientos femeninos súper novedosos y que les faltaba principalmente apoyo; ponerlas en contacto con otras emprendedoras, abrirle nuevos mercados, mostrarle emprendedoras iguales que ellas y cómo han saliendo adelante. Eso, nos tiene muy contentos como programa, por el tremendo potencial y

Productos súper innovadores, que sin duda, van a entrar muy bien en cada uno de los mercados”. Señaló Cristián Herrera, Coordinador Regional del Programa de Zonas Rezagadas.

Así, iniciativas como estas les permiten conocer diferentes modelos de negocios y realizar nexos comerciales para diversificar sus canales de venta y llevar sus negocios al siguiente nivel, pero también, les permite generar una verdadera comunidad de mujeres empoderadas y conectadas, en un territorio poco explotado que esconde un verdadero diamante en bruto para el emprendimiento femenino. Y tal como señala Evelyn Cortes: “Hoy estoy muy feliz, poniendo mis aprendizajes y nuevas experiencias en práctica"

Antecedentes del programa

El objetivo de la iniciativa es empoderar y potenciar a las mujeres emprendedoras pertenecientes a las Zonas Rezagadas de la región de Coquimbo (Monte Patria, Corbarbalá, Punitaqui y Canela) a través de la activación del emprendimiento femenino y el traspaso de herramientas y metodologías de innovación y comercialización, creando entornos colaborativos, donde se promuevan las redes entre emprendedores, fortaleciendo la cultura de emprendimiento y el desarrollo económico social de la región. El programa tiene un costo total de $62.831.250, donde Corfo aporta con 50 millones a través del Programa Zonas Rezagadas.