Domingo
20/05/2018

INDICADORES


VIII Censo Agropecuario y Forestal: senadores preocupados por falta de fondos para su realización
El director del INE aseguró que solo hay 10 mil 800 millones de pesos asignados, mientras que se requieren no menos de 25 mil millones para elaborar un instrumento técnicamente aceptable. (Mundo Agropecuario).
09/05/2018


1055 veces leida    BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



VIII Censo Agropecuario y Forestal: senadores preocupados por falta de fondos para su realización

Analizar en profundidad los costos asignados a la realización del VIII Censo Agropecuario y Forestal en una sesión especial para ello, acordaron los integrantes de la Comisión de Economía luego de recibir al director del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Guillermo Pattillo.

La autoridad entregó un balance del organismo luego de asumir el cargo hace poco menos de un mes. En la ocasión,  Pattillo explicó que dicha medición debió haberse realizado este año, pero todo indica que se materializará el 2020; y a la vez, declaró que “no existen los fondos técnicamente necesarios, por lo que todo está en stand by”.

Respecto a lo primero, el Ministro de Economía, José Ramón Valente, quien también participó de la sesión, declaró que “el actual ministro de Agricultura, Antonio Walker, ha sido claro en solicitar que se realice el Censo Agropecuario porque es urgente tener esos datos, sin embargo ha habido mala organización evidente”.

Pattillo aclaró que los fondos corresponden a la ley de presupuestos en ejecución, y los recursos ascienden a 10 mil 800 millones de pesos. “Sin embargo, nos hemos dado cuenta que esa cifra es incorrecta porque se requieren no menos de 25 mil millones de pesos. Lo que hoy está disponible nos permite hacer una encuesta de lujo pero no un censo”.

Ante la noticia, la presidenta de la Comisión, la senadora Ximena Rincón declaró que “este es un tema importantísimo, por lo que deberíamos tratarlo en extenso. Ahora entiendo que los 10 mil 800 millones están, entonces que no se diga que no están los fondos”.

Frente a ello, el director del INE aclaró que “efectivamente ese monto está, pero se necesita materializar a través de un acuerdo con la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), pero ellos no han firmado nada porque dicen que técnicamente los fondos son insuficientes”.

Luego el senador Rodrigo Galilea consultó por la decisión que se tomaría frente a este escenario considerando que se debe decidir pronto qué se hará. Patillo aseguró que dentro de un mes se tendrá un plan de acción considerando la premura de los tiempos.

¿Por qué un censo agropecuario?

Cabe consignar que el último censo de estas características se realizó el 2007, ocasión en que se observaron los cambios que había experimentado el país en cuanto a la estructura agraria, por ejemplo respecto a la tenencia del suelo, los tipos de cultivo y el uso de la mano de obra y la tecnología.

Una herramienta de estas características permite entregar información al mínimo detalle, tanto a nivel territorial -comuna y distrito-, como a nivel de tamaño de los productores y explotaciones agrícolas. Esta base estadística es un insumo para el desarrollo de las políticas públicas del Ministerio de Agricultura, puesto que permite identificar la nueva realidad del sector.

Otros desafíos del INE

En términos generales, Pattillo comentó que el INE produce cerca de 84 productos (encuestas económicas, sociales, laborales y socioeconómicas), varios de los cuales son solicitados por diversos ministerios. “Hay varios desafíos que tenemos en el corto plazo como es pasar todas las encuestas a formato digital porque hoy todo se hace en papel”, hizo ver también.

“Una de las tareas a destacar es la implementación del sistema de indicadores del mercado laboral a través de Dot.Stat, potenciando el actual banco de datos. Dot.Stat es una plataforma estadística de la OCDE. Estos datos serán el programa piloto para empezar a subir más data a este soporte”, adelantó.

Entre los temas que este año serán fundamentales para el Instituto están el cambio base del Índice de Precios al Consumidor (IPC) 2018 –este año cambia la canasta y las ponderaciones, criterio que se extiende por cinco años-; la entrega de la segunda etapa de los resultados definitivos del Censo Poblacional y de Vivienda; y la planificación del siguiente censo que se materializará el 2022.